A la piscina de San Jerónimo se le caen unos azulejos

_
Que pare todo el mundo lo que está haciendo (el Angry Birds incluido). Que los sevillanos cancelen sus vacaciones, dejen los chiringuitos y vuelvan raudos a la ciudad. Que el Señor de Roma se venga en el primer AVE. La piscina pública de San Jerónimo ha sido cerrada para reparar unas losetas.

Disculpad si me he levantado hoy excesivamente irónico, pero es que algunas noticias veraniegas son para enmarcarlas, El Correo de Andalucía y el Diario de Sevilla nos informan hoy que la citada piscina ha sido cerrada temporalmente "al detectarse el levantamiento de algunas losetas que la rodean". Entiendo que este cierre supone un contratiempo para la gente del barrio en pleno agosto y que el edificio inaugurado en junio de 2009 apenas tiene dos años de uso, pero de ahí a que por arte de la característica ausencia estival de actualidad, el cierre se convierta en una noticia completa con sus seis párrafos y en portada, en fin...

El Diario de Sevilla incluso califica de "graves deficiencias que podían haber provocado accidentes" todo el asunto, el mismisimo Water-gate versión San Jerónimo.


Todo esto, que no pasa de ser una anecdota, me sirve para comentar la generalmente deficiente conservación que se realiza de los edificios. No se a que se debe, pero usuarios y políticos parecen no ser conscientes de que estos se degradan con el uso y requieren de mantenimiento periódico. Si bien es cierto que la calidad de la construcción patria no es algo por lo que sentirse orgullosos, se me vienen a la cabeza, esas comunidades de vecinos en las que resulta imposible ponerse de acuerdo para pintar la fachada, deberían darse cuenta que es algo necesario.

Muchos propietarios e incluso me atrevería a decir arquitectos seguro que desconocen la existencia del Manual para el uso, mantenimiento y conservación de edificios destinados a viviendas.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada